Mermelada de limón

Ingredientes:
Limones 2 k.
Azúcarcantidad necesaria

Preparación:
Lavar bien los limones.
Colocarlos en un bols partidos al medio y cubrirlos con agua fresca.Llevar el bols a la heladera durante toda la noche.Cambiar un par de veces el agua.
Pasar los limones a una cacerola, deshechando el agua de remojo.
Colocarles agua en la siguiente proporción, 3 veces de volumen de agua y una de limones.
Cocinar hasta que el líquido se reduzca a la mitad y las cáscaras de los limones estén muy tiernas.
Retirar del fuego y colar descartando la pulpa y las cáscaras y recuperando el jugo obtenido.
Medir el jugo, volver a calentarlo en una cacerola que no sea de aluminio e incorporar el mismo peso de azúcar, por ejemplo, para un litro de jugo, un kilo de azúcar.
Cocinar a fuego bajo, revolviendo de vez en cuando con cuchara de madera, hasta que se obtenga el punto deseado.
Para probar el punto, poner un poquito de mermelada de limón en un platito y cuando se enfríe separarla en dos con una cucharita, si no se vuelve a unir, es que está lista.
Guardar en frascos esterilizados.

Entradas populares de este blog

Canelones de ricota y choclo

Masa con harina leudante para empanadas

Pizza con harina de gluten